¿Qué maletas son mejores rígidas o semirrígidas?

 Escrito por Sergio Robles
 Última actualización 08-2022
maletas rigidas o semirigidas

Comprar una maleta parece fácil, pero cuando descubres la gran diferencia que hay entre los diferentes tipos tu cabeza explota. 🤯

La diferencia entre maletas blandas o rígidas está clara pero ¿Cuál es la diferencia ente maletas rígidas y semirrígidas? ¿Es mejor tener una de cada tipo?

En este artículo voy a hacer un repaso detallado de todos los modelos que existen, sus diferencias y cuáles son mejor para cada caso. Así que, estate muy atento para descubrir la que mejor se adapta mejor a tus viajes.

Tipos de maletas que puedes encontrar

Habitualmente se hace una clasificación muy general en dos grupos: rígidas y blandas, para diferenciar las maletas hechas de materiales duros y las fabricadas con tejido. Pero a mí me gusta incluir un tercer tipo, que son las semirrígidas.

Maletas rígidas

maleta rigida

Son las más fáciles de distinguir porque suelen estar hechas con materiales derivados del plástico para conseguir una estructura rígida y uniforme.

Normalmente están fabricadas con ABS (Acrilonitrilo Butadieno Estireno), un plástico de gran resistencia que se utiliza en aplicaciones industriales y automovilistas, y el Polipropileno, un termoplástico que destaca por ser impermeable y resistir muy bien al calor.

VENTAJAS

  • Mayor protección contra los golpes. El principal beneficio de este tipo de maletas es que aíslan muy bien el interior de cualquier daño que pueda sufrir el exterior de la maleta. Si se produce un golpe, no afectará tanto a nuestras pertenencias como las blandas o las semirrígidas. Así que, es perfecta si tienes objetos delicados que proteger.
  • Buena resistencia al clima. Si llueve o hay humedad en el ambiente, las maletas rígidas sufrirán menos, porque el plástico aísla muy bien el interior y no deja que pase el agua. Aunque algunos modelos básicos pueden soportar peor el calor.
  • Fáciles de limpiar. Otra ventaja es que solo tienes que coger un paño con agua y limpiarla, no necesita productos especiales para tejidos. Tampoco retiene olores ni suciedad. Si tienes hijos o animales es una gran opción, porque si vomitan encima o la manchan no te costará nada limpiarlo.

DESVENTAJAS

  • No son flexibles. ¿Quieres introducir un neceser en el poco espacio que te queda? Estas maletas no te ayudan mucho, porque al ser tan rígidas no permiten moldearse. Tienes que planificar mejor tu ropa para que quepa bien en la maleta.
  • Más pesadas. No siempre, pero en la mayoría de ocasiones suelen pesar más estando vacías que las blandas. En este caso, es importante fijarse bien en el peso, sobre todo si vas a viajar en avión o tienes problemas para coger carga.

✈ ¿Para qué tipo de viajero es recomendable?

Me decantaría por esta opción cuando viajas en avión, porque las maletas suelen sufrir más golpes. También si sueles llevar material delicado que pueda dañarse fácilmente, por ejemplo, de trabajo fotográfico, un ordenador, etc. Y, por último, cuando visites países con un clima inestable, ya que soporta mejor el tiempo adverso, como la lluvia, el granizo o incluso la nieve.

Maletas semirrígidas

maleta semirigida

Es el camino intermedio entre los dos tipos más comunes. Está fabricado con tejido más robusto y resistente que la blanda, pero no tan compacto como la rígida.

Los materiales más habituales son el poliéster y el nylon, al igual que en las maletas blandas, pero suelen estar confeccionados con una capa gruesa y unas costuras fuertes.

VENTAJAS

  • Larga vida útil. Tienden a durar más que el resto de maletas, porque si sufre un golpe fuerte, no se abolla como las rígidas ni dañan por completo cualquier pertenencia mínimamente delicada del interior. Equilibra muy bien ambos aspectos. Además, tampoco se rasga con facilidad debido al grosor de sus materiales.
  • Versatilidad. Se suelen adaptar bastante bien a cualquier tipo de viaje. Ya sea en avión, pues muchos modelos incluyen candados de seguridad al igual que las rígidas, como a trayectos en coche donde metemos más las pertenencias, puesto que es una maleta flexible. También es habitual que incorporen gran variedad de compartimentos y bolsillos.
  • Capacidad regulable. Este tipo de maletas suele tener la ventaja de ser expansible. Con solo una cremallera podemos ampliar o reducir la capacidad, adaptándote mejor al tipo de viaje que vas a realizar. Eso sí, no todas lo tienen, y lo puedes encontrar también en maletas rígidas o blandas, pero en este estilo es más habitual.

DESVENTAJAS

  • No adecuada para materiales delicados. Aunque protege mejor el interior que las blandas, no consigue reducir el impacto tan bien como lo hacen las rígidas. Así que, si viajas por trabajo y sueles llevar contigo equipo frágil, no te lo aconsejo, ya que si se produce un accidente es más probable que se dañe.
  • Más complicadas de limpiar. A las rígidas solo les hace falta un trapo húmedo y en el caso de las blandas incluso puedes meterlas en la lavadora si se trata de bolsas deportivas sin ruedas o es posible quitarlas. Ahora bien, las semirrígidas requieren sí o sí de algún producto en seco para tejidos, algo semejante a limpiar un sofá. Si te gusta viajar por zonas campestres, mejor elige una rígida.

✈ ¿Para qué tipo de viajero es recomendable?

Es perfecto para los viajeros más habituales, que les gusta vivir experiencias diferentes y buscan una maleta que se adapte a todo. También si buscas una maleta para largo plazo y que te dure años, puesto que suelen estropearse menos y no necesitas gastar una gran cantidad de dinero para conseguirlo.

Maletas blandas

Marca de maletas Eastpak

El último tipo suele ser la menos conocida, porque se tiende a confundir con las semirrígidas que encontramos fácilmente en cualquier tienda que venda maletas.

Este modelo es más bien una bolsa deportiva con ruedas. El material suele ser de nailon o poliéster, al igual que las anteriores, pero es un tejido más fino y moldeable. 

VENTAJAS

  • Tamaño muy grande y muy pequeño. Suelen tener los modelos de mayor capacidad con hasta más de 100 L, en la que introducir ropa para varias semanas. Pero también existen modelos totalmente opuestos, que son maletas/mochilas con la capacidad justa para irte de fin de semana y poder colgarla a la espalda fácilmente.
  • Tiene muchos compartimentos y bolsillos. Si eres de los que necesita tener todo organizado para encontrar las cosas, este tipo de maleta es perfecta. Se caracteriza por tener una gran cantidad de bolsillos distribuidos por toda la maleta, tanto en el interior como en el exterior de la misma.
  • Muy flexible. Al contrario que las maletas rígidas, las blandas se adaptan perfectamente a cualquier objeto que metas. Por lo que, son las mejores para llevar pertenencias de muy diversa índole. Yo suelo recomendarla para mudanzas, viajes a segundas residencias o estudiantes.

DESVENTAJAS

  • Cuesta más transportarla. En este tipo de maleta no es fácil encontrar un modelo con cuatro ruedas, lo normal son dos o incluso ninguna. Así que, si vas a hacer largos recorridos andando, no te aconsejo una maleta de este estilo.
  • Se desgastan con mayor facilidad. No solo tiene la desventaja de que no protegen apenas los objetos si se produce un golpe, sino que además dado que su tejido es más delgado suelen durar menos tiempo, porque sufren más desgaste. Para evitarlo, lo mejor es usarla en transportes más estables como el coche o el tren. 

✈ ¿Para qué tipo de viajero es recomendable?

Son maletas muy recomendables para viajes largos, porque tienen una gran capacidad y puedes organizar todas tus cosas mejor gracias a sus múltiples compartimentos. Además, puede ser una opción ideal para aventureros que buscan una maleta para llevarla a la espalda cómodamente e ir a cualquier lugar.

¿Qué es mejor maleta dura o blanda? 

No hay razones para pensar que una es mejor que otra, ambas tienen ventajas y desventajas y la elección depende de para qué la vas a usar. En el caso de que lo sepas perfectamente solo tienes que revisar el análisis anterior, pero ¿y si no lo tienes claro?

Si quieres tener una maleta, pero aún no sabes qué viajes vas a realizar con ella, lo más lógico es buscar versatilidad. En este caso, mi consejo es una maleta semirrígida impermeable y lo más completa posible, ya que es un equilibrio entre la rígida y la blanda, y puede adaptarse bien a cualquier circunstancia.

¿Cuál es el mejor material para maletas de viaje?

mejor material para maletas

Como hemos visto, depende en primer lugar del tipo de maleta que elijamos y también del presupuesto que tengas para invertir. Ten en cuenta que cuanta más calidad, mayor va a ser el coste del producto.

Si eres un viajero muy esporádico, te recomiendo que escojas materiales sencillos, ya que no va a sufrir tanto desgaste. Si, por el contrario, sueles ser un viajero habitual, entonces, no dudes en que es mejor gastar un poco más, pero que no se te estropee al segundo día.

Si se trata de maletas rígidas yo me decantaría por las de polipropileno, porque tienen una gran resistencia a los golpes y a la vez son más moldeables que las de ABS, adaptándose muy bien a las circunstancias. Suelen ser un pelín más caras, pero a largo plazo merece la pena.

En cuanto a las maletas blandas y semirrígidas, el mejor material es el nailon. Es un tejido fuerte y elástico. Las maletas con este tipo de fabricación suelen durar más, aunque también son más costosas.

Después de este análisis detallado, ya no tienes excusa para encontrar la mejor maleta para tus viajes. ¡A volar se ha dicho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba