La mejor manera de guardar ropa en la maleta

 Escrito por Sergio Robles
 Última actualización 06-2022
mejor manera guardar ropa en la maleta

Ya sabes qué ropa te vas a llevar, pero a la hora de meterla en la maleta no te cabe y tienes que prescindir de algunas cosas o apretarlo todo hasta que cierre. ¿Te ha pasado?

La maleta es uno de los grandes retos de cada viaje, la organización es un aspecto fundamental para poder llevar una maleta ordenada y con todo lo necesario. Así que, en este artículo voy a ayudarte a empacar correctamente y que puedas disfrutar al máximo de tu viaje. 

Dobla la ropa adecuadamente

ordenar ropa en la maleta

Tanto si llevas mucha ropa como si solo son unas pocas prendas es fundamental doblar la ropa bien, no vale con tirarla a la maleta y cerrar. Además de no ser eficiente, aprovechando mal el espacio, las prendas acabarán totalmente arrugadas.

Aunque hay distintos métodos que te pueden servir, si la ropa que planeaste llevar te cabe bien en tu maleta, entonces, te aconsejo que utilices la forma tradicional para doblarla, como lo harías para guardarla en tu armario. Esta suele crear menos arrugas en la ropa y con la ayuda de un cartón puedes hacerlo fácil y rápido, ideal para los viajeros que preparan la maleta en los últimos minutos.

Si sueles tener problemas de espacio en tu maleta, echa un vistazo a los siguientes métodos:

  1. Método de enrollar. Una de las maneras más populares entre los viajeros es la de enrollar las prendas para aprovechar mejor el espacio de tu maleta, es decir, dejarlas como un rollito. A mí me gusta hacerlo en camisetas, porque en otro tipo de prendas pueden ocupar aún más espacio o quedar muy arrugadas. Me parece un buen método para mochileros.
  1. Método Marie Kondo. Conocida a nivel mundial por su buena organización en diferentes ámbitos, esta empresaria japonesa ha revolucionado el mundo del viaje gracias a su nuevo método. Consiste en doblar la ropa, al principio de la forma tradicional (doblando los lados y las mangas) y acabar con varias dobleces más, para que se pueda sostener en vertical. Sirve para todo tipo de prendas y es una buena opción para viajes largos.
  1. Para prendas delicadas. Todos hemos llevado alguna vez prendas para un evento, por ejemplo, una boda, que se arrugan con solo mirarlas. Por eso, las camisas o vestidos que puedan ser delicados es mejor doblarlas una sola vez y estirarlas bien en la maleta. Además, te aconsejo que las coloques las últimas para evitar que el resto de prendas puedan aplastarlas y arrugarlas. También es muy interesante coger papel de seda y envolverlas.

¡Aprovecha el vacío para las prendas más grandes!

Si tienes que meter abrigos en la maleta o alguna prenda que ocupe mucho espacio, un método que a mí me funciona muy bien es envasarlo al vacío. Solo tienes que adquirir una bolsa de vacío, que puedes conseguir fácilmente en cualquier sitio y es muy barata.

En casa lo puedes hacer rápidamente con la aspiradora, pero para volver de tu viaje tienes que esforzarte algo más y hacerlo tú mismo, expulsando el aire de la bolsa poco a poco. Pero merece la pena, porque ahorras mucho espacio.

Guarda accesorios en los sitios pequeños

objetos ordenados en la maleta

Esquinas, espacios muertos, dentro de objetos vacíos… Todo es aprovechable cuando se trata de guardar cosas en la maleta. Por ejemplo, los cinturones ocupan menos espacio si los guardas estilados rodeando el borde de la maleta.

Si llevas joyas, como pendientes, anillos o pulseras, es conveniente utilizar pequeñas bolsas o cajitas que te ayuden a organizarlas sin que se enreden o se pierdan por algún hueco de la maleta. No hace falta que las compres, puedes aprovechar cosas que tengas por casa, como un pastillero.

No te olvides del calzado

En muchas ocasiones, metemos la ropa, cerramos la maleta y… ¡Oh!, se nos olvidan los zapatos. Así que, van colocados arriba, de malas formas y con riesgo de manchar la ropa. Para evitar eso, lo primero que te aconsejo antes de meter nada es colocar en tu cama todo lo que te vas a llevar. Si lo visualizas, no se te va a olvidar meterlo.

Si tu maleta tiene dos espacios diferenciados, coloca los zapatos en la parte que no tiene forro con cremallera, ya que esto ayuda a que la ropa no se mueva de su sitio y esté mejor empacada. Los zapatos puedes organizarlos fácilmente en el otro compartimento, preferiblemente metidos en alguna bolsa o incluso un gorro de ducha.

En el caso de que solo tengas un compartimento principal, colócalos mejor en la parte de abajo para no arrugar la ropa.

La mejor manera de hacer una maleta

Te he contado cómo puedes guardar tu ropa de una forma más eficiente, pero aún hay muchas cosas que puedes hacer para que tu maleta esté perfecta:

Planificar bien todo lo que te vas a llevar.

Sí, puedes meter ropa hasta que la maleta ya no pueda más, pero ¿es realmente lo que necesitas? Si vas ligero y solamente con lo imprescindible vas a viajar más cómodo.

Solo tienes que hacer una lista con lo que necesitas cada día, sin añadir ningún “por si acaso”. Puedes incorporar algún cambio de camiseta si hace mucho calor o ropa interior, pero nada que no sea fundamental. 

Aprovecha todos los espacios.

mejor maleta grande en calidad precio

Puedes meter los calcetines bien enrollados en las zapatillas, aprovechando ese hueco, o emplear tu funda de gafas para guardar cables o cargadores. También utilizar calcetines más gruesos para introducir colonias o frascos que se puedan romper.

Utiliza bolsas para organizar todas tus pertenencias y que vayan más ordenadas y para poder introducir la ropa sucia durante el viaje. Yo he notado la diferencia al usarlas, ya que no se me olvida dónde he dejado cada cosa y ya no me da vergüenza que me la abran en el aeropuerto.

Pon los objetos más pesados en la zona cercana a las ruedas, para hacer que la maleta sea más llevadera. Por ejemplo, los zapatos o los abrigos.

Cuidado con la humedad

Utiliza papel o toallitas antihumedad en las diferentes capas de tu maleta. Es muy importante sobre todo cuando viajas a zonas húmedas, para evitar que las prendas puedan coger moho. Y evita introducir ropa mojada, como bañadores.

Reduce tu neceser a lo imprescindible

No necesitas llevarte todo el maquillaje, el envase grande de gel o botes de cremas. Puedes adquirir los pequeños envases que venden en muchas tiendas con el tamaño justo para tus viajes, comprar botes vacíos para llenarlos con la cantidad que necesites o incluso aprovechar algunos objetos que tengas por casa, como el envase para lentillas, donde incluir la cantidad justa que vayas a necesitar.

Elige la maleta adecuada

Por último, pero no menos importante, es fundamental elegir la maleta que más se adapte a tus viajes. No es lo mismo viajar solo con equipaje de mano en un avión, irte con el coche a una escapada de fin de semana o hacer un viaje de varias semanas.

Una vez tengas la maleta adecuada y apliques estos consejos de organización, todo lo demás va a ir sobre ruedas. ¡Solo te queda disfrutar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba